Nutrición

Porque cuesta tanto hacer dieta?!!

AL_diet_cf_160105_12x5_1600

Mantenernos en un peso ideal, todos podemos reconocer que no es una tarea fácil.

Aunque existan tantas alternativas de tipos de dietas como personalidades de las personas, somos muchas veces consientes que no podemos seguirlas con constancia o la determinación nos vence en solo 3 días. Primero debemos tener bien claro que el objetivo no debe ser únicamente bajar unos kilitos de más, sino poder lograr un peso saludable y mantenerlo en el tiempo es cuestión de cambios progresivo en un régimen no sólo alimenticio, sino también emocional y racional.

A muchos les sonará raro que les hable de razón o emoción a la hora de hablar de dietas. Pues no lo es tanto, para lograr cambiar nuestros hábitos, sean cual sean es importantísimo entender porque nos comportamos de la manera que lo hacemos. Así seremos consientes y poco a poco podremos modificar nuestra conducta cambiando o sustituyendo ciertas acciones o cosas por otras que nos otorguen mejores beneficios. Pero bueno, como mencione anteriormente no todo es tan fácil y menos cuando hablamos de comida. Entonces, porque sucumbimos a tan ricos sabores como una torta de chocolate ante una fruta, ¿sabiendo que la segunda opción es más saludable? Conozcamos la causa principal de las preferencias inconscientes y porque nuestro cerebro funciona de esta manera. Pues esto se debe a que hay una parte en el cerebro vinculada al placer, que es la que se activa solamente al pensarlo sin ni siquiera verlo. Estoy segura que más de una vez has decidido no comer comida rápida o procesada, sin embargo, tu cerebro todavía lo asocia a un sentimiento de placer pasado, y esto sobre todo sucede si estás pasando por algún momento difícil o estresante en tu vida. Al inicio, como todo cambio será muy difícil, porque tu mente recordará el placer que te entregan esos sabores con frecuencia, y sólo tendrás el deseo de volver a sentir esa sensación. El cerebro recuerda las recompensas anteriores y muchas veces no podrás resistir las tentaciones. Para que tengas una idea más clara de cómo funciona tu mente, te cuento un estudio realizado a 20 personas y sus comportamientos asociados a la recompensa. Todos ellos debían contar diferentes objetos de colores en una pantalla. A los que encontraran objetos rojos les pagarías $2 por objeto y a los que encontraran objetos verdes les pagarían sólo $0.5. En una segunda prueba, todos los participantes debían realizar lo mismo, pero sin recibir nada a cambio. Y he aquí la parte sorprendente, todas las personas de manera automática se concentraron en los objetos de color rojo cuando aparecían. Con este ejemplo, sólo quiero que entiendan que la recompensa recibida con anterioridad está asociada profundamente en nuestro ser a la liberación en el cerebro de sustancias químicas que nos brindan bienestar y placer. Y es lo que sucede también con la comida, cuando vez un dulce, tu cerebro empezará a segregar dopamina, sólo por una experiencia previa con estos olores o sabores, aun así, no estuvieras pensando en comer una.

En conclusión, me gustaría que tuvieras claro que el autocontrol es un proceso muy complicado, porque realmente según nuestro cerebro es realizar una acción que estaría en contra de lo que nos causa bienestar. Por lo tanto, seguro la pregunta será, como hago para resistir las tentaciones, ¿no? Primero es importante que seas consiente que al inicio será difícil, hasta que poco a poco podamos ir cambiando ciertas asociaciones que tenemos por hábitos durante años.  Para ello, te recomiendo que te prepares cosas que son saludables pero que realmente te gusten mucho, al inicio sobretodo. Evita también situaciones donde sabes encontrarás tentaciones. Recompensarte por tus logros es súper importante también a través de otros medios como pueden ser alguna prenda que quieres, engreírte con masajes, etc. Todo cambio es progresivo, poco a poco debes ir incorporando a tu alimentación comida más saludable y practica deporte, la sensación de placer que te brinda el deporte te apoyará en los cambios de hábitos con mayor facilidad.