Nutrición

Buenos y malos carbohidratos

Carbohydrates

Está de más comentarles que los carbohidratos son parte fundamental de nuestra dieta diaria.

Pero esto no quiere decir que eres libre de comer todo el pan, los kekes o las galletas que tengan que ver con la cantidad de carbohidratos necesarios al día.No hablamos de este tipo. Por ellos y para entender la diferencia entre buenos y malos carbos, creo que es necesario que escriba sobre este tema.

Los carbos son la fuente de energía primaria del cuerpo, y son una parte fundamental de cualquier dieta sana y balanceada. Estos, a diferencia de las creencias comunes no deben ser evitados, pero para sentirnos tranquilos es importante saber escoger los adecuados y que no todas las fuentes son las mismas.

Entonces para que sea fácil de entender, los carbos pueden ser simples a los que llamaremos “los malos” y los complejos, llamados “los buenos”. Los complejos están en los granos enteros como avena, quinua, kiwicha, arroz integral y legumbres. Están compuestos por cadenas mas largas de moléculas de azúcares; por lo cual toma más tiempo ser digeridos, asimilados y estar disponibles en sangre. Por lo cual te abastecen de energía estable por períodos mas largos de tiempo. En cambio si vemos en forma detallada los carbos malos o simples, están compuestos por azúcares básicas fáciles de digerir que tienen poco o ningún valor real para el cuerpo. Y si tienen poca o nada de fibra son más dañinos aún. Por ejemplo, las frutas están hechas de azúcares simples pero son  altas en contenido de fibra que pueden llegar a compararse con los complejos a diferencia de los alimentos procesados como el pan, las galletas o los kekes. La comparación y beneficio está en como el cuerpo los procesa en su digestión y posterior asimilación. Si consumes carbos simples, lo mejor sería que tengan fibra o combínalos con algún alimento alto en fibra, para retardar la digestión.

Entonces entendiendo esto, puedes sacar tus conclusiones que los carbos malos que debes eliminar principalmente son las gaseosas, bebidas azucaradas, caramelos o dulces, mieles o jarabes artificiales, pan, pasta, galletas, postres y todo lo que sea súper dulce y que sabes a simple observación que no tiene fibra.

Ahora, hay un término que es muy importante que entiendan también: índice glucémico. Describir los carbohidratos como simples o complejos es una manera, pero existe otra manera que es bastante usada y que seguro la han escuchado de sus nutricionistas o especialistas en el tema y es el llamado índice glucémico. Lo que esto nos indica es básicamente es que tan rápido o tan lento aumenta la concentración de azúcar en la sangre luego de comer lo que hayas decidido, comparado con comer azúcar pura. Por lo tanto mientras menor sea el valor del índice glucémico o que lo que comiste tardó mucho mas tiempo en elevar la cantidad de azúcar en sangre mas sana será esta opción.

Entonces como consejo básico, lo ideal es empezar a cambiar algunos alimentos o carbos simples por complejos, sustituyéndolos por mejores u opciones mas sanas:

  • Arroz blando por arroz integral
  • Pasta de trigo por pasta de quinua
  • La avena por el pan
  • galletas o kekes por frutos secos o frutas, etc.

La idea es saber que si quieres tener energía por un período mayor de tiempo, sobre todo si eres una persona activa y haces deporte, es fundamental tener estas diferencias claras.

Come sano y que la energía se apodere de ti!

Overnight-Oats-Recipe_thumb