Fitness

Cuál es la mejor forma para reengancharte al deporte?

reenganche

Muchas personas incluyéndome les hemos dedicado muchos años de la vida al deporte intenso. Y se por experiencia que a veces ese hábito puede llegar a ser estresante y no tener el mismo feeling divertido, motivador y desafiante.

Es normal que este hábito en algún momento se rompa, puede suceder. Me ha sucedido con el deporte competitivo, aunque sé que el recreativo no lo podré dejar más de 2 días nunca. Pero sé por experiencias cercanas a mí, que pueden ser semanas, meses e incluso años que dejamos o abandonamos el deporte por cambios en la vida familiar por lesiones o trabajo. Bueno es normal que en algún momento el hábito se rompa, pero sé también que el deportista será deportista o tendrá ese chip siempre. Y a demás el recuerdo a través de fotos, o esos kilos de más nos van taladrando la conciencia día a día hasta que dices Basta!! y zas, se hace la luz de nuevo.

El entrenamiento tiene un factor realmente adictivo, activa esa relación de dolor-recompensa tan impregnada en el ADN del ser humano que una vez la pruebas nuevamente será imposible volver a dejarlo. El juego del esfuerzo durante y el placer extasiante post entrenamiento intenso son emociones que te contactan nuevamente con tu cuerpo. Esto repercute en el ánimo, en tu alimentación y nuevamente con tu visión de la vida.

Volver puede ser fácil, lo difícil será darte con la realidad que ya no está acompañada con esos últimos recuerdos que tenías en tu máximo pico de performance. No te preocupes, para ello necesitarás una rutina sólida que activen la “memoria muscular” y la experiencia para volver a estar fit. El cuerpo se adaptará siempre al desafío que asumas, si este va de la mano con un entrenamiento inteligente, la buena nutrición y por sobre todo el correcto descanso (muy importante las primeras semanas de adaptación o acondicionamiento general).

A ver, si hablamos específicamente de la mejor rutina de reenganche, para recuperar la masa muscular perdida no necesariamente debe ser ligera. No te asustes, si vienes de las grandes ligas, debes apuntar a ello y si has sido deportista sabes cuál es la sensación de tu máximo esfuerzo tanto cardiovascular como la fatiga por fallo en el entrenamiento de fuerza. Pues bueno un trabajo intenso es lo mejor para una readaptación rápida. Con intenso me refiero a lo que mencioné anteriormente, a esa sensación de fatiga por cansancio y no por dolor orientado a lesión… ojo!! La idea es que podamos entrenar diario o al menos interdiario.

Entonces, las rutinas las dividiremos en 3 etapas:

Etapa 1: es un reenganche o acondicionamiento general. Donde se incluirán ejercicios básicos con posturas estables como son las sentadillas, presses, planchas y remos. Siempre tomando en cuenta grandes grupos musculares para una mayor demanda energética y cardiovascular. Utiliza poco peso o el propio peso del cuerpo con altas repeticiones. Te recomiendo trabajes en circuito para evitar descansos prolongados.

Etapa 2: Entre la 3 ra y la 4 ta semana ya puedes ir aumentando el peso y sería ideal realizar ejercicios compuestos, para que actives mayor cantidad de musculatura Buscando un incremento del gasto calórico. En esta etapa puedes escoger sólo 3 o  4 ejercicios, donde puedes intercalar uno de muculatura grande aislado como la sentadilla o el press con ejercicios compuestos como los soldados o burpees y saltar la soga.  Disminuye las repeticiones y como te comenté aumenta el peso de la resistencia que estés usando.

Etapa 4: En esta etapa ya hablaríamos de ejercicios de una complejidad mayor. Donde ya exista tanto un reto físico como mental. Aquí hablamos de esos ejercicios que tal vez pensarías…”creo que no la hago”, como las barras, las paralelas, los saltos pliométricos como al banco o elevar las rodillas juntas al pecho, planchas a una sola pierna o en movimiento. Entre muchos otros. Para entrenar este tipo de ejercicios que son los que mejor desarrollaran tu fuerza debido al mayor reclutamiento de fibras, la idea es acumular volumen. Obviamente al inicio tal vez solo puedas 3 o 4 repeticiones, por ello, debes sumar una cantidad de volumen total. Por ejemplo puedes sumar 50 o hasta 100 repeticiones con 10 series de 5, 20 series de 5 o sumar de 10 en 10, como creas en tu caso sea conveniente.

 

Con esto sólo decirles que no es cuestión de edad o condición física actual, se trata de actitud y decisión.

NO LO DUDES MÁS…SOLO HAZLO!!!

 

10155505_1571933463093819_9026744735885566227_n